Qué son la voz activa y la voz pasiva en gramática

✅ Voz activa: sujeto realiza la acción.
Voz pasiva: sujeto recibe la acción.
Diferencia clave en la estructura de las oraciones.


La voz activa y la voz pasiva son dos formas de estructurar una oración en gramática. La voz activa se caracteriza porque el sujeto realiza la acción del verbo, mientras que en la voz pasiva, el sujeto recibe la acción del verbo. Esta distinción es crucial para entender cómo se transmite la información y quién es el protagonista de la acción en una frase.

Exploraremos en profundidad qué son la voz activa y la voz pasiva, proporcionando ejemplos claros y explicando cómo se pueden convertir oraciones de una voz a otra. Esta comprensión no solo mejora la habilidad para escribir y hablar en español de manera efectiva, sino que también enriquece la capacidad de análisis lingüístico.

Definición y Ejemplos

Voz activa: En la voz activa, el sujeto de la oración es quien ejecuta la acción. Por ejemplo, en la oración «El chef prepara la cena», «El chef» es el sujeto que realiza la acción de «preparar».

Voz pasiva: En la voz pasiva, el sujeto de la oración es el receptor de la acción. Por ejemplo, en la oración «La cena es preparada por el chef», «La cena» es el sujeto que recibe la acción de ser preparada por «el chef».

¿Cómo transformar de voz activa a voz pasiva?

Para convertir una oración de la voz activa a la voz pasiva, se deben seguir ciertos pasos. Primero, identifica el objeto directo en la oración activa, que se convertirá en el sujeto de la oración pasiva. Luego, cambia el verbo a una forma que esté acorde con el tiempo y el aspecto de la oración original, y finalmente, añade el agente de la acción con la preposición «por».

Ejemplo detallado:

  • Voz activa: «El artista pintó un cuadro.»
  • Voz pasiva: «Un cuadro fue pintado por el artista.»

Importancia de usar ambas voces

El uso adecuado de la voz activa y pasiva es esencial para variar el énfasis en diferentes partes de la oración y para mejorar la diversidad estilística en la escritura. La voz activa es directa y vigorosa, mientras que la voz pasiva es más formal y se utiliza frecuentemente en escritos científicos o técnicos para enfocar la atención en el proceso o el resultado más que en el sujeto actor.

Consejos para el uso efectivo de la voz pasiva

  • Utiliza la voz pasiva cuando quieras enfatizar el objeto o el resultado de la acción más que el sujeto que realiza la acción.
  • Emplea la voz pasiva en contextos formales o académicos donde el interés se centra en el proceso o el resultado.
  • Considera la voz pasiva para crear una atmósfera de objetividad, especialmente en escritos científicos o técnicos.

Entender y saber manipular la voz activa y la voz pasiva permite no solo construir oraciones más variadas y ricas, sino también adaptar el estilo de escritura al contexto y al propósito comunicativo deseado.

Características y diferencias principales entre las voces

Al analizar las voces activa y pasiva en gramática, es fundamental comprender las características y diferencias principales entre ambas para utilizarlas de manera adecuada en la comunicación escrita y oral.

Características de la voz activa:

  • Sujeto agente: En la voz activa, el sujeto de la oración realiza la acción directamente. Por ejemplo, en la oración «El perro persigue al gato», «el perro» es el sujeto agente que realiza la acción de perseguir.
  • Construcción clara: La voz activa es directa y clara, ya que el sujeto realiza la acción sin rodeos ni ambigüedades.
  • Énfasis en el sujeto: Al utilizar la voz activa, se pone énfasis en quién realiza la acción, lo que permite una comunicación más efectiva.

Características de la voz pasiva:

  • Sujeto paciente: En la voz pasiva, el sujeto recibe la acción en lugar de realizarla. Por ejemplo, en la oración «El gato es perseguido por el perro», «el gato» es el sujeto paciente que recibe la acción de ser perseguido.
  • Construcción más compleja: La voz pasiva suele implicar una construcción más compleja de la oración, ya que se centra en la acción recibida en lugar de quien la realiza directamente.
  • Énfasis en la acción: Al utilizar la voz pasiva, se destaca la acción en sí misma en lugar de quién la lleva a cabo, lo que puede ser útil en ciertos contextos para enfocarse en la acción en lugar del agente.

En la práctica, la elección entre la voz activa y la voz pasiva dependerá del contexto y del énfasis que se desee dar en la comunicación. Es importante dominar ambas formas para enriquecer la expresión escrita y oral y lograr una comunicación efectiva en diferentes situaciones.

Cómo convertir oraciones de voz activa a voz pasiva

La conversión de oraciones de voz activa a voz pasiva es un proceso fundamental en gramática que puede cambiar significativamente la estructura y el enfoque de una oración. Comprender cómo llevar a cabo esta transformación es esencial para mejorar la fluidez y variedad en la escritura.

En gramática, la voz activa se caracteriza por tener al sujeto realizando la acción del verbo, mientras que en la voz pasiva el sujeto recibe la acción. Este cambio puede ser especialmente útil cuando se quiere enfocar la atención en la acción en sí misma o cuando se desconoce quién realiza la acción.

Para convertir una oración de voz activa a voz pasiva, se siguen generalmente los siguientes pasos:

  1. Identificar el sujeto, el verbo y el objeto de la oración activa. Por ejemplo, en la oración «El perro persigue al gato», el sujeto es «El perro», el verbo es «persigue» y el objeto es «al gato».
  2. Colocar el objeto de la oración activa como sujeto de la oración pasiva. En nuestro ejemplo, «El gato» se convertiría en el nuevo sujeto.
  3. Colocar el verbo principal en voz pasiva. Se usa el verbo «ser» en el mismo tiempo que el verbo principal de la oración activa y el participio del verbo principal. En este caso, la oración pasiva quedaría como «El gato es perseguido por el perro».
  4. Añadir el agente (opcional). Si se desea especificar quién realiza la acción, se puede incluir al final de la oración pasiva con la preposición «por». Por ejemplo, «El gato es perseguido por el perro negro».

La conversión de voz activa a voz pasiva puede ser especialmente útil en situaciones donde se quiere enfocar en el objeto de la acción o cuando no se conoce quién realiza la acción. Esta técnica ofrece versatilidad en la escritura y puede ayudar a variar la estructura de las oraciones para hacerlas más interesantes y complejas.

Preguntas frecuentes

¿Qué es la voz activa en gramática?

La voz activa es cuando el sujeto de la oración realiza la acción.

¿Qué es la voz pasiva en gramática?

La voz pasiva es cuando el sujeto de la oración recibe la acción.

¿Cómo se forma la voz pasiva en español?

La voz pasiva se forma con el verbo «ser» más el participio del verbo principal.

¿Por qué se utiliza la voz pasiva en un texto?

Se utiliza la voz pasiva para enfocar la atención en la acción realizada y no en quién la realiza.

Aspectos clave sobre la voz activa y la voz pasiva
La voz activa enfatiza al sujeto que realiza la acción.
La voz pasiva pone énfasis en la acción y no en el sujeto.
En la voz pasiva, el sujeto recibe la acción.
La voz pasiva se forma con el verbo «ser» y el participio del verbo principal.
La voz activa se utiliza para dar mayor dinamismo a la oración.

¡Déjanos tus comentarios y revisa otros artículos relacionados con gramática en nuestra web!

Publicaciones Similares